martes, 26 de mayo de 2015

Mi opinión sobre el rizador de pestañas de Shu Uemura

Qué rizador de pestañas comprar era una duda que me invadía cada vez que pensaba en semejante artilugio. Es cierto que siempre me había dado reparo usar aparatos que pudieran dañarme las pestañas pero al tenerlas rectas y caídas, me planteaba la posibilidad de tener alguna ayuda "extra" al menos para determinadas ocasiones. Me recomendaron la permantente de pestañas que, finalmente, resultó no irme bien. Así que me olvidé de la no curvatura de mis pestañas y empecé a usar They´re real de Benefit y, posteriormente, Dior Show Maximizer.

No obstante, algunas de las veces que había acudido como invitada a bodas y, por tanto, iba a la peluquería a peinarme, había aprovechado para que me pusieran las pestañas postizas y siempre usaban un rizador de pestañas. Cuando preguntaba por uno bueno, nadie me recomendaba nunca una marca en concreta, es más, algunas expertas me recomendaban que no lo usara. Sin embargo, el verano pasado me encontré el de Shu Uemura navegando por Internet al buscar los mejores cosméticos para traerme de mi viaje a Nueva York. Este rizador de pestañas era una de las grandes recomendaciones ya que, por lo que he podido leer, es favorito entre maquilladores famosos y es top de ventas a nivel mundial, pero no lo encontré en Nueva York. En cambio, una buena amiga se acordó de mí (como otras tantas veces) y me lo trajo de su viaje al Caribe.

Siendo sincera, el Shu Uemura Eyelash Curler lo he tenido en una estantería mirándome pero no me atrevía a usarlo. Nunca había tenido un rizador de pestañas antes, por lo que quería estar bien tranquila y relajada para estrenarlo, no fuera a ser que me arrancara el párpado. Y llegó el momento y, desde entonces, lo he usado en varias ocasiones.


Cómo se usa el rizador de pestañas de Shu Uemura
Es mi primer rizador de pestañas, como decía, así que solo transmito las enseñanzas de las dos maquilladoras que me han enseñado a usarlo.

1. Coge el rizador con una mano e introduce los dedos como si cogieras unas tijeras.

2. Con las pestañas limpias y con el ojo abierto, coloca el rizador sobre la raíz de las pestañas. ¡No pellizcar la piel del párpado!

3. Cuando todas las pestañas estén perfectamente colocadas, cierra el rizador y aprieta durante unos segundos y, seguidamente,  tiras un poco hacia arriba.




Recomendaciones:
- Si aprieto una sola vez no noto una curvatura demasiado marcada, por lo que repito de nuevo la operación y aprovecho para incidir sobre las pestañas de los extremos. Me imagino que alguien con la forma de los ojos diferente no tendrá este problema y las pestañas a ambos lados le quedarán perfectas. Pero la curvatura de mi ojo no es exactamente como la del rizador.

- Es importante que cuando cierres el rizador tires ligeramente hacia arriba. De lo contrario, el efecto se nota menos.

- Aunque tengo que reconocer que no rompe las pestañas, sí es cierto que al desmaquillarlas a veces se pierde alguna, pero es algo que me puede pasar hasta cuando no uso rizador. Será casualidad o falta de práctica. Por lo que, aunque sé que hay chicas que usan el rizador a diario, yo lo dejo para ocasiones especiales o antes de colocarme las pestañas postizas para que se no me vean dos capas de pestañas, una recta (la natural) y otra curvada (la falsa).

- Si quieres saber más sobre los rizadores de pestañas, cuál elegir y su mantenimiento, te recomiendo la lectura del post Rizadores de pestañas del blog Makeup Zone. Merece la pena leerlo, de verdad.

¿Cuánto dura la curvatura?
- Mis pestañas son rectas y caídas y, aunque use el rizador de pestañas, solo me dura unas horas (en el mejor de los casos) y ni eso. En cuanto me las rizo, noto la mirada muy abierta, pero en cuanto pasan unos minutos desde que me aplico la máscara de pestañas, no sé si será el peso de la misma, pero tiende a caer ligeramente.

- El efecto de curva se desvanece por completo en cuanto me desmaquillo las pestañas.

- En cambio, si lo he usado para ponerme encima las pestañas postizas y luego la máscara de pestañas, el efecto ha durado mínimo unas 8 horas, ya que las pestañas naturales se quedan pegadas a las postizas con la máscara.

Veredicto final
Siempre le he tenido mucho respeto a las pestañas, ya que me da miedo dañarlas. Y sigo pensando lo mismo. Aunque el Shu Uemura Eyelash Curler me ha encantado dándole su uso adecuado, ya que no se me han roto las pestañas, creo que no es para utilizarlo a diario ni para abusar de él. En cuanto al resultado tan espectaculares me dura lo mismo que un espejismo. Luego queda algo de curvatura, claro que sí, pero no tantísima.  

Yo no soy profesional, por lo que no necesito tener un rizador para satisfascer a diario a mis clientas y tampoco tengo que lucir pestañas postizas cada día, por lo que me puedo permitir conformarme con mis pestañas y usar productos que las medianamente las curven.

¿Usas rizadores de pestañas?
¿algún truco que deba conocer?
¿hago algo mal y por eso me dura 
tan poco la curvatura?

¡Besos! ¡gracias por tu comentario!

jueves, 21 de mayo de 2015

Protector solar 55 Neutrógena

Cuando entré en las tiendas Duane Reade en Nueva York me fascinaba ver la amplia gama de productos Neutrógena de la que disponían, mientras que en España al menos yo solo he encontrado bálsamo de labios y cremas corporales, para manos y para pies. Es la realidad. Así que no me lo pensé dos veces y Neutrogena Clear Face Sunscreen con tecnología Helioplex SPF55 fue uno de los candidatos para venirse a Sevilla. Y, de hecho, es el protector solar que he estado usando desde octubre hasta ahora.

Aparte de este producto de Neutrógena, me traje otros que puedes leer en la entrada Qué comprar en Nueva York (cosméticos y maquillaje).

Características:
Este producto se presenta como una loción solar con tecnología Helioplex. Esto significa que tiene una protección de amplio espectro y evita que la aplicación desaparezca cuando la piel es expuesta al sol.

La web de la marca habla de la avobenzona, un buen ingrediente para los protectores solares pero que es muy inestable cuando se expone a la luz. Por ello, Neutrógena indica que estabiliza la avobenzona con oxibenzona y DEHN para lograr protección duradera y efectiva, lo que denominan Helioplex.

Supongo que de ahí vendrá el factor de protección 55 ya que más de un dermatólogo me ha dicho más de una vez que la pantalla total y máxima es 50, ya que ni el 90 que algunas marcas comercializan existe.

Además destaca porque es:
- no comedogénico
- sin aceite
- sin fragancia
- resistente al agua durante 80 mintuos

Cantidad:
88 ml

Precio:
No llega a 11 dólares en la web oficial, aunque yo pagué 14´79 dólares.

Composición:


¿Cómo lo aplico?
Tengo manchas en la piel, nada nuevo si normalmente lees mi blog, por lo que ahora uso toda la protección solar que no me he aplicado durante mi vida. Llevaré unos cinco años siendo prudente. Por lo que uso el protector solar antes de maquillarme.

Antes usaba los dedos para aplicarme el protector solar pero aunque pueda parecer fuera de lugar, ha llegado un momento en que ha dejado de atraerme mancharme las manos de varios productos cuando me levanto por la mañana. Estoy en un momento en el que busco comodidad, así que recurro a las típicas brochas planas (de lengua de gato o pintor, como se les llama de manera coloquial). Las que tengo de este estilo no me terminan de gustar (o no he encontrado la adecuada) por lo que el uso que les he dado ha sido precisamente el del protector solar.


Así que con la cara limpia el orden es el siguiente:
-- Primero: crema facial
-- Segundo: protector solar
-- Tercero: maquillaje

Incluso a veces he rebajado el color, densidad y cobertura de algún maquillaje oscuro mezclándolo con este protector solar. Es un viejo truco que casi todo el mundo conoce y se puede llevar a cabo con cualquier protector solar o crema hidratante, mientras la textura la tolere la piel. En mi caso, no aporta grasa al Teint Idole 24 horas de Lancome.
He cambiado dos veces la foto pero las imágenes con piel sale a parches. En la realidad el tono es unificado
Opinión personal:
Parto de la base de que mi piel es mixta. He tenido periodos de tiempo de piel mixta con zonas secas muy secas pero ahora estoy con la zona T muy grasa.

* Positivo:
- Textura: Es una crema blanca que puede engañar y parecer untuosa pero en cuanto la tocas te das cuenta de que no es así, sino que es ligera y no deja el rostro blanco.

- Absorción: Rápida.

- Olor: No me huele a nada.

- Acné: No es que tenga acné propiamente dicho pero a veces sí tengo alguna que otra lesión cutánea y más si se acerca la menstruación. En este sentido, este protector solar no me ha alimentado el sebo.

- Sensación sobre la piel: No es una crema hidratante ni mucho menos, sino un protector solar. Por lo que es necesario usar antes algo que aporte hidratación. No obstante, no he notado que me deje el rostro acartonado ni con picores.

- Acabado: Mate y ligero.

- ¿Cunde? Usándolo casi todos los días estimo que puede durar 8 meses. Yo lo llevo usando 9 meses antes de maquillarme (no a diario, sino que también le di uso a algún maquillaje con protección solar 50 incorporada) y aún me queda una cantidad considerable. Me imagino que si se lleva a la playa o a la piscina se acabará antes ya que las aplicaciones se repiten con mucha más frecuencia.

- ¿Mueve el maquillaje con el paso de las horas? No, porque no es graso.

- Brillos: No he notado que me de grasa pero los brillos sí están ahí con el paso de las horas. Pero me pasa con todo producto, ya sea crema hidrante o solar, maquillaje, bb cream... es muy complicado, por no decir imposible, que no me luzca brillo en la zona T.

- ¿Permite retoques? Hay veces que he salido de casa maquillada, he vuelto a las horas y tenido que volver a salir. Con las manchas que tengo en la frente no puedo permitirme no hacer alguna aplicación extra de protector solar, pero si tengo el maquillaje impecable no siempre estoy dispuesta a desmaquillarme y volver a maquillarme. Por lo que he usado el protector a toques con la misma brocha de lengua de gato o la Setting Brush de Real Techniques.


* Negativo:
- No se vende en España. O si se vende, yo no lo encuentro.

Veredicto final:
Me pareció que estaba muy bien de precio, dura mucho en caso de darle para salir a la calle, se absorbe pronto sin dejar la cara blanca y no salen más brillos de los normales. Volvería a usarlo.

¿Lo has probado?
¿sueles usar protectores solares 
durante todo el año?
¿cuál es tu protector solar facial favorito?

¡Besos! ¡gracias por comentar!


Otros protectores solares faciales que he probado:
* Ladival gel
* Yanbal color
* Heliocare gel con y sin color 
* Protector solar con color anti acné de Naruko

martes, 19 de mayo de 2015

"Si fuera diminuta me encantaría vivir en un bote de galletas". Reflexiones de una intolerante a la lactosa tras recibir la DEGUSTABOX de mayo de 2015


Foto de Socalpain
Todos somos "healthy", porque se lleva
Está muy bien llevar una vida sana, sobre todo ahora que está tan de moda. Comerse una hamburguesa parece un pecado pero es muy habitual ver en Instagram platos de verduras y luego fotos de tartas que quitan el hipo. Ahí ya entra todo el mundo a opinar -en el caso de que se trate de una mujer- que si una está delgada o si simula la figura de las obras de Fernando Botero. Opinar siempre fue gratis... Pero todo el mundo le da la comida menos sana, aunque no lo muestre al público. Entiendo por comida sana todo lo que no engorda, sin entrar en debates.

Aunque parezca absurdo y sin querer denominarlo "healthy life" yo vivía así (desde mi punto de vista): comiendo muy sano pero con el capricho de un pastel (de obrador), galletas, chocolate con almendras o chocolate negro y helados, básicamente. No a todas horas, pero sí de vez en cuando, fruta incluida.

Nunca he bebido alcohol ni tomado drogas o fumado, por no hablar de que tampoco como gominolas ni bollería industrial, por lo que de algo tenía que vivir. 

Las etiquetas y yo: una gran amistad
Ensaladilla de huevo, ¡sin leche!
Cuando la intolerancia a la lactosa se plantó en mi organismo pensé que era una broma de mal gusto. Y de hecho lo ha sido. Durante toda la vida he tenido problemas de estómago hasta que hace un par de años llegó el diagnóstico por lo que aún me encuentro en fase de ¿novata? ¿neófita? Me entenderás si te encuentras en la misma situación que yo, si eres celiaco, diabético, alérgico al marisco, tienes problemas con los frutos secos o las frutas tropicales, etc. Aplicado a mi caso: 

- Es complicado encontrar productos adecuados, la lactosa está en todas partes (hasta en el salchichón, el jamón de york y en alimentos que no se pueden ni imaginar)

- Muchos productos son más caros por poner SIN LACTOSA, aunque otros no la lleven y no lo indiquen

- Te dedicas a leer las etiquetas de todo y tardas el doble en hacer la compra en el supermercado y hasta en los bares pides el bote de mayonesa para ver si es de leche o de huevo

- Viajar se convierten en una cruz porque no puedes comer en cualquier sitio ni tampoco probar dulces típicos. En Nueva York tuve que recurrir a productos veganos, en su mayoría. Puedes leerlo en Brownies, cookies, muffins, helados y cupcakes sin lactosa en Nueva York.

- La pregunta de: ¿tú no tomas la pastilla? se vuelve cuanto menos repetitiva. La pastilla es lactasa, necesaria para digerir la lactosa, es bastante cara.  Además, Ni está científicamente probado que carezca de efectos secundarios a la larga (según los médicos que me han tratado) ni tampoco sirven a todo el mundo. Sin ir más lejos, conmigo no es efectiva.

Dime que no sabes qué es la lactosa, pero no me envenenes, por favor
-- En los restaurantes muchas personas que están de cara al público apenas tienen la formación suficiente y te venden productos sin lactosa sin tener pleno conocimiento de ello... yo sí hablo con conocimiento de causa porque me han envenenado en alguna ocasión

-- Te venden el queso de cabra como si no tuviera lactosa sin ser cierto o te aseguran que un queso no la lleva pero en la etiqueta sí aparece en los ingredientes

-- En los bares con suerte hay carta de alérgenos (algo nuevo) pero muchas presentan errores porque desconocen que la mantequilla es lactosa

Empatía. ¿Empa qué?
Cheesecake sin lactosa de restaurante Byron , Bérgamo (Italia)
--- Algunos restaurantes presumen de servir comida SIN LACTOSA pero no es cierto, ya que no significa que la comida tenga productos lácteos sin lactosa. Es decir, no puedes comer unos macarrones a la carbonara, solomillo al roquefort, canutillos de crema... nada de eso. Sin lactosa para los restaurantes (en su gran mayoría salvo cuatro mal contados y siendo generosa) significa que la comida no lleva queso, mantequilla, margarina con leche, nata, leche y similares. Eso significa que la carne te la comes a palo seco, a la pizza se le caen los ingredientes porque no le echan queso (y hay que estar agradecidos ya que muchas masas tienen derivados de la leche), el postre se traduce en fruta del tiempo...Y si ese día llegas tarde a casa hasta te mareas porque no has conseguido comer nada. 

Las fotos que muestro son del resturante pizzería Byron en Bérgamo (Italia) donde había pizza con mozarella sin lactosa y algunos postres sin lactosa, como la tarta de queso con mango. Eso se llama interés.

Pizza sin lactosa de restaurante Byron en Bérgamo (Italia)
--- Tampoco suele haber mucha empatía por parte del entorno más cercano ya que es muy común la frase de: "porque comas un día no te pasa nada, anda cómete mis galletas con relleno de nata que las hice ayer, no me hagas el feo". Todo el mundo se guía por opiniones sin fundamentos, por algo que leyó en alguna parte o simplemente hablan por hablar. ¿Cómo que por una vez no pasa nada? Se nota que no enferman ellos... Yo no te hago el feo y me paso dos días vomitando como poco, por no nombrar el resto de cosas que pasan y no tiene arreglo, no se pasa el mal rato con un ibuprofeno. ¿Puedo opinar yo también sobre ti?

--- En las bodas y otros eventos, por mucho que se advierta, nadie se preocupa por el intolerante o alérgico. Con suerte los organizadores avisan: "hay un intolerante". Y en la cocina dicen: "cambia un postre por un plátano". Te plantan un plato de ensalada de bolsa (ojo, tampoco puedo ingerirla) y de postre, fruta y a comer. Eso sí, pagas como todo el mundo y te tienes que quedar hasta el final. Si te mareas de hambre te dicen: "¿por qué no has comido?", "si no podías comer, haber traído algo", "yo avisé al catering" (pero no te aseguraste) y la joya de la corona, "¿por qué no lo dijiste?". No hay más sordo que el que no quiere oír. Soy pesada por recordar que no puedo comer pero los demás no son pesados recordando sus eventos. Empatía para todos, ¡por favor! Si abandono la boda para irme a comer y luego volver también es una ofensa. ¿Por qué hay tanta solidaridad para todo excepto para la alimentación que una persona no elige, sino que se le impone?

He olvidado a qué saben las cookies
--- Sigo en el tema de las bodas: hay falta de interés. Simplemente la receta del tocino de cielo no lleva leche y hay helados elaborados con hielo. Se llama interés, insisto. Interés que yo tenía con mi alrededor mucho antes de saber que yo también caería en las redes de alguna intolerancia alimenticia. 

--- Y lo que te invita a desparecer: "¿de verdad que no puedes comer nada de eso? Uf, yo me moriría". Le dedicas un gracias interno mientras yo sola me araño por dentro.

--- En los aviones se lo curran con los menús vegetarianos, veganos, kosher, halal... todo lo que es una opción, es decir, la persona elige vivir con esa alimentación pero si la varía se perjudican sus principios pero no tiene efectos negativos en su salud. Pero a los intolerantes a la lactosa nos quitan el pan y nos colocan una tortita de arroz de las de dieta y fruta cortada, claro está. A los celiacos me imagino que ya ni los dejarán montarse en el avión...

Por suerte, la familia siempre está ahí y me han caído recetas sabrosas :-)

Soy intolerante a la lactosa, no vegana
Los vendedores de productos veganos aprovechan el tirón de los lactosos para que intentemos aficionarnos a sus productos. No tengo nada contra los veganos, pero no quiero una magdalena sin huevo, sin leche y sin nada de origen animal porque el sabor cambia mucho. Solo quiero algo sin lactosa. 

Una sorpresa cada mes
Sé que mi problema con la alimentación podría ser peor, claro que sí, pero también debería poder mitigarse. De manera que en mi tarea por encontrar productos sin lactosa, me gusta que me pongan las cosas fáciles y llevarme una alegría de vez en cuando. El que me lleguen a casa de alguna manera es más que un alivio. Porque sinceramente, ya me agoto. La caja que recibo cada mes es la Degustabox con productos interesantes desde el punto de vista del paladar, si no para mí, es mi familia quien lo agradece.

Gracias a la Degustabox descubrí que las tortas sin azúcar de Inés Rosales, las patatas alioli de Carretilla, los mug cake de Dr. Oetker... y muchas otras cosas, no llevan lácteos.

Bien, dicho todo esto y si has conseguido leer hasta aquí, el contenido de la caja de este mes es el siguiente:

Cada vez que recibo la Degustabox me pongo a leer las etiquetas y cuando veo que algún producto está exento de lactosa, pongo el escudo delante e invito a los demás a que no se acerquen. ¿Por qué? pues porque como siga así, me extingo. Entre todo lo que no puedo comer más la lactosa que vive "escondida" en los alimentos, siempre como lo mismo. Afortunadamente Degustabox me da más de una oportunidad y suele incluir productos que no tienen lactosa por lo que mi paladar vuelve a despertarse. Si tengo que depender de cómo me tratan en la mayoría eventos como bodas, comuniones, bautizos, barbacoas, meriendas de amigos... me hacen odiar la fruta. Y tampoco puedo pasarme el día cocinándolo todo. 

l. Crispello
Milka trae un barquillo relleno de chocolate que por mi intolerancia a la lactosa no he podido saborear pero he podido disfrutar viendo a Mamá Envuelta en Crema y el Señor Untando en Crema devorarlos. Sí, ya hablo como las abuelas, me conformo viendo comer a los demás... Señores de Milka, compasión con los intolerantes a la lactosa, ¡no perdemos el gusto por el chocolate! :-) ¡Amo el chocolate! Cómo no amarlo si cuando era pequeña mis padres me preparaban cada mañana un trocito para tomármelo en el desayuno en el colegio (era mi tesoro) y mi abuela me daba pan con chocolate... 

2. Palitos de aceite de oliva de Quely
Este tipo de "quita hambre mientras la comida se hace" gusta mucho en casa, así que nos ha encantado que estuviera incluido en la caja. ¡Y me los he podido comer! ¡buenísimos!

3. Mermelada de La Vieja Fábrica: higos / zanahoria
Es la mejor manera de quedar bien con los invitados en casa ya que son mermeladas ideales para darle un toque especial a los aperitivos. Y siempre vienen bien, sobre todo para decir: "llevo toda la tarde preparándolas, unos sudores de estar en la cocina...". En serio, no defraudan.

4. Galletas Dinosaurus
Yo siempre fui el monstruo de las galletas hasta que el espíritu santo me regaló una intolerancia a la lactosa. No sé, si fuera diminuta me encantaría vivir en un bote de galletas... siempre fui adicta a las cookies :-)

De manera que estas galletas las miré mientras una lágrima recorría mis mejillas... :-P Volaron pronto, porque el Señor Untado en Crema arrasa con lo que le coloco en la despensa. Es más agradecido... además, son galletas que siempre compraban en su casa.



5. Nata Especial Masas de Central Lechera Asturiana
Me cuentan que terminó en una tarta tres chocolates que por lástima ni me enseñaron... Tarta tres chocolates que llevo sin probar desde hace tanto que ni me acuerdo. Ante esto, me planteo mi existencia... el turismo gastronómico ya no es lo que era... No hace mucho estuve en Italia y ante mi desperación ya que usan queso, nata y leche para todo pregunté en una panadería: "¡pero qué comen los intolerantes a la lactosa en Italia, que no hay de nada!". Y la respuesta de la italiana fue: "Poccco". Tuve que reírme...

En cuanto a la tarta, sí me comentaron que la tarta quedó buenísima y bastante consistente, por lo que es una nata muy a tener en cuenta en repostería.



6. Azúcar BC
Este edulcorante bajo en calorías me hizo sonreír. Como los flanes que venden sin lactosa dejan mucho que desear (aunque por suerte, existen) y encima nunca con menos azúcar, el Señor Untado en Crema se mete en la cocina y elabora flanes para mí. Flanes que luego se come conmigo porque al final le está cogiendo el gusto a mi comida y todo...

Con este edulcorante quedan los flanes la mar de dulces pero en su justa medida, sin sabor artificial y con menos calorías. Benditos flanes fresquitos...

7. Agua de Aloe Vera
Cuando llegó la Degustabox a casa yo acababa de llegar de una boda en pleno césped donde me habían acribillado los mosquitos y me remedio era restregarme hojas de aloe vera por la piel porque los picores eran insoportables. Así que cuando vi el agua de aloe vera no dudé en bebérmela, por si servía de algo. Bien es cierto que ni me acuerdo a qué sabía pero es que las picaduras de mosquitos casi me dieron fiebre... qué mal cuerpo.

8. Quelitas crujientes de Quely
Más buenos imposibles. Más originales que un pico convencional. ¡Me encantan y me los puedo comer! Y si no que le pregunten a la tarrina de hummus con qué se acercan mis dedos :-)
9. Cerveza fresca San Miguel
Esto no lo he probado porque en casa somos abstemios. Por lo que se ha encargado de estas dos botellas Hermano Envuelto en Crema, aunque en la familia hubiera más candidatos. Solo recuerdo que me preguntó: "¿no hay más?".
10. Té verde de limón
Este té verde de limón fue MÍO :-) Hace meses me aficioné a los tés rojos y verdes, así como otras plantas, pero todo con propiedades depurativas y diuréticas. Y me planteaba qué hacer cuando llegara el calor. Ya ha llegado, por cierto. Por lo que me ha encantado para ir abriendo boca y que lleve limón más aún, porque es lo que uso para endulzar y ocultar el sabor de las infusiones.

11) Patatas fritas Xtra Onduladas de chili picante
Estas patatas picaban muchísimo por lo que solo las recomiendo para personas a las que les vayan las emociones fuertes.

Puedes encontrar a Degustabox en Facebook y Twitter.

Estoy deseando ver la siguiente caja de Degustabox y me encantaría encontrarme productos sin lactosa, como en otras tantas ocasiones, pero que sean de chocolate, crema... todo lo que está bueno :-) Sé que hay más intolerancias y alergias pero la publicidad de los alimentos sin lactosa los presentan como más fáciles de digerir por lo que seguro que le viene bien a más de uno.

¿Qué te ha parecido la caja?
¿Tienes alguna intolerancia alimenticia 
que te haga plantearte la existencia?

¡Besos! ¡gracias por tu comentario!

jueves, 14 de mayo de 2015

Una crema que reduce la grasa: Curative de Biella Carell, sin parabenos

En noviembre empecé a usar por las noches la Crema Curative de Biella Carell. Ya la he terminado e incluso empezado otras, por lo que estoy lista para da mi opinión e impresiones sobre ella.

Características:
Esta crema con SPF15, sin parabenos ni perfumes artificiales promete una piel nueva en caso de necesitar una regeneración celular. De manera que entre sus virtudes se encuentra eliminar arrugas y/o curar imperfecciones como acné, cicatrices de acné, manchas o poros dilatados, además de regular las pieles grasas y eliminar la hipersecreción sebácea, los brillos y el acné.

Precio:
46´96 euros

Cantidad:
50 ml

Composición:




Opinión personal:
Como explicaba al comienzo, esta crema la he usado por las noches. Por las mañanas (e incluso algunas noches antes de la de Biella Carell) me aplicaba una crema personalizada de Cremology. En cuanto a la limpieza del rostro usaba un gel sin jabón y con ácido salicílico de Etre Belle (traeré su reseña en los próximos días) y, otras veces, una pastilla de jabón de aceite de argán (traída de Marruecos)

- Textura: Su textura me gusta porque es suave y se aplica con mucha facilidad sobre el rostro.

- Olor: A regaliz.

- ¿Cunde? Sí, con poca cantidad se tiene para todo el rostro. Me duró unos cuatro meses usándola solo por las noches.

- ¿Puede combinarse? Tengo la piel mixta. Antes tendía a ser más grasa pero en el momento en que la estaba usando tenía la piel mixta pero con las zonas secas muy secas. Así que a veces hasta usaba aceite de rosa de mosqueta con la intención de nutrir y regenerar la piel. También llegué a combinarla con la crema personalizada que comentaba al principio que era meramente hidratante. En ambos casos, no tuve reacción de ningún tipo. 

- ¿Despelleja la cara? La crema se puede usar tanto de día como de noche, algo que pensaba que sería imposible al contener ácido glicólico. Yo solo la usaba antes de acostarme y por la mañana me aplicaba protección solar 50 antes del maquillaje, como siempre. En ningún momento se me despellejó el rostro ni tuve picores o similares.

- Eficacia: A simple vista lo que mi piel tenía son manchas (muy visibles en la frente), algunas líneas de expresión (lógico, ya van 33 primaveras...), puntos negros, acné en vísperas de menstruación, poros y la zona T grasa. De todas las bondades que promete la crema lo que sí he notado durante su uso avanzado y más aún después de haberla acabado y empezado otras es que reduce la grasa. De hecho, he dado un paso hacia atrás y vuelvo a tener bastantes brillos. 

Veredicto final:
Con esta crema partía de cero ya que no había leído opiniones sobre ella. Como mucho oía voces de que la marca era muy buena y natural. Antes sí que había probado una combinación de aceites y una mascarilla para el cabello de la misma marca y me habían gustado mucho. Pero me ha chocado encontrar una crema con ácido glicólico tan suave para el rostro y que consiguiera reducirme notablemente la grasa. Es probable que volviera a usarla para ese fin. 

¿La has probado?
¿algo de la marca que me recomiendes?


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Por favor, no dejes el link de tu blog. Pincharé en tu perfil de usuario y tendrás mi visita garantizada. Los comentarios que fomenten el spam o que tengas fines de promoción podrán ser borrados.